Fitness en Femenino es una comunidad hecha por y para mujeres.

 

Somos apasionadas, jóvenes y activas. Somos mujeres con iniciativa y dedicación. Somos fuerza y esfuerzo. Somos pasión y ganas de hacer. Somos decididas y, definitivamente, amamos lo que hacemos. ¿Y qué hacemos? ¡Lo que realmente queremos!

Nacida un caluroso día de verano de 2013, en Barcelona, en medio de una conversación de un grupo de cuatro chicas del mundo del periodismo, la comunicación y el marketing, aficionadas al fitness y el deporte en general, el estilo de vida saludable, la moda deportiva y la cocina sana. De esta combinación explosiva surgió una página de Facebook que tímidamente comenzó a hacerse un hueco dentro del timeline de cientos y cientos de mujeres en España y, poco tiempo después, en gran parte de Latinoamérica.

Pero hacemos hincapié en que Fitness en Femenino no es una comunidad de cuerpos perfectamente esculpidos, sometidos a dietas infames y alejados de los placeres de la vida. No. Fitness en Femenino es un espacio donde compartir sentimientos y emociones; inquietudes, preocupaciones e intereses; miedos, fracasos y triunfos.
Es un lugar donde lo que importa es cómo te sientes y no cómo te ven. De hecho, “fitness” es solo una pequeña parte.

Es salud física y mental. Es bienestar emocional. Es seguridad y determinación. O al menos eso es lo que perseguimos. Queremos ayudar aportando nuestro granito.

Más de 230.000 mujeres en nuestra comunidad

Lo que no esperábamos fue lo que resultó: una comunidad sumamente activa, fiel y agradecida. Y a estas alturas, con más de 230.000 mujeres que se han subido al carro, podemos decir que lo que hemos obtenido de ellas es mucho más grande que todo lo que hayamos podido ofrecer en estos más de tres años en activo.

Sí… al fin y al cabo, se trata de un intercambio permanente de experiencias que nos hacen crecer. Se trata de enseñar y aprender cada minuto. Escuchar, escuchar mucho. Y leer. Leer atentamente cada caso, cada tema, y atenderlo como si fuera el primero. Y, sobre todo, se trata de dar lo mejor de nosotras mismas. Porque lo que nos llena de satisfacción y orgullo, y nos permite continuar con este proyecto que no nos da de comer, es saber que crecemos día a día junto a una grandísima comunidad de mujeres luchadoras y guerreras que, la mayor parte de las veces, ni siquiera son conscientes de la capacidad y el potencial que tienen dentro.

Y precisamente poder demostrarles que pueden, que pueden con todo lo que se propongan, es lo que nos hace seguir día a día, con una sonrisa de oreja a oreja.

A %d blogueros les gusta esto: