Belleza y bienestar

5 claves para ser feliz todo el año: nos readaptamos a la rutina

El síndrome o estrés postvacacional es lo que se denomina la presión emocional por la vuelta a la rutina tras un período de vacaciones. No está considerado como una enfermedad, es un período adaptativo que pueden sufrir algunas personas. Si eres una de ellas, te damos unas claves para superarlo.

¿Qué es y por qué se produce?vuelta-a-la-rutina

Foto cortesía de @patri_psicologa

Aunque no hay un acuerdo que corrobore que existe, si hay una evidencia que la vuelta al trabajo para muchas personas les ocasiona estrés. Esto pasa porque en España el trabajo se considera una actividad obligada, negativa y sacrificada para una gran parte de la población; en cambio, para aquellos trabajos más creativos el índice de ansiedad por la vuelta es casi inexistente.

La readaptación a la normalidad supone un cambio de horario, tareas y funciones en la mayoría muy bruscas que puede originar este “estado depresivo”, pero si bien es cierto que en la mayoría de personas, esta vuelta a la normalidad origina un estado de ilusión de afrontar la nueva etapa con otros puntos de vista, por lo general, más motivante.

En los casos más graves, esta vuelta puede ocasionar cuadros de estrés agudos con síntomas como: depresión, sudoración, falta de concentración, malestar, ansiedad, palpitaciones, temblores, cambios de humor…Y son más manifiestos en mujeres, al tener una conciliación socio-familiar de mayor presión.Si estos síntomas se alargan en el tiempo, puede originar un cuadro de estrés crónico, que requiere de atención médica cuanto antes.

¿Qué puedo hacer yo para superarlo?

vuelta-a-la-rutina

Foto cortesía de @fitnessenfemenino

Más de lo que crees. Te doy unas pautas para afrontar esta difícil etapa para diferentes síntomas que notas en ti:




  1. Si notas ansiedad por el comienzo de tu jornada laboral, el colegio de los niños, las labores domésticas, responsabilidades…Intenta comenzar de manera gradual. En el trabajo, dale prioridad a las tareas más gratas para ti y termina las jornadas con las que menos te satisfagan. El comienzo se te hará menos difícil.
  2. Practica la relajación antes de irte a dormir o en un rato al mediodía, despeja tu mente de las responsabilidades e intenta mantener la esencia de las vacaciones el mayor tiempo posible.
  3. Decaimiento por la vuelta. Tu cuerpo va notando el final de las vacaciones y tu ánimo va decayendo convirtiéndolo en tristeza y resignación. Adelanta tu vuelta de las vacaciones, es mejor que tengas dos días menos y estés en casa para empezar a habituarte, a que vuelvas y te incorpores al día siguiente. Tu mente necesita hacerse poco a poco a la normalidad, pasa por casa unos días antes de trabajar.
  4. Has comenzado tu rutina y te falta energía, este cambio tan repentino te ha dejado sin fuerzas. La clave está en desayunar de manera obligatoria y con calma. Levántate antes y prepárate un buen desayuno, que contenga fruta, lácteos, cereales y algo de proteína. Busca el mejor sitio de tu casa para empezar el día, recarga tus pilas alimentando tu cuerpo y tu mente.
  5. Si vuelves al trabajo y notas que no te concentras lo suficiente, la mente divaga en exceso y tu cansancio empieza a ser extremo. Seguramente, has recuperado sueño en los días de vacaciones ¡bien hecho!, ahora hay que mantener esa línea. Para conseguirlo, duerme lo suficiente y recupera tus horarios habituales poco a poco. Cena antes, vete a la cama más pronto y aprovecha las horas de luz que cada vez serán menos. No se me ocurre mejor manera de aprovecharlas, que haciendo ejercicio. Es un método antiestrés natural, libera endorfinas (hormona de la felicidad) y mantiene tu mente y tu cuerpo ágil y en forma.
  6.  Como último consejo quizás sea el más difícil de controlar, la apatía de pensar en el próximo período de vacaciones. No pienses a largo plazo, has disfrutado tus vacaciones al máximo y eso está genial, pero toca pensar a corto plazo. Fija el próximo objetivo, laboral y personal y da tu 100% en ello. Ya verás como poco a poco esa espera se hace más corta, y lo mejor de todo, habiendo logrado muchos objetivos que solo tú te has marcado.
    vuelta-a-la-rutina

Foto cortesía de @patri_psicologa

Todos estos consejos no te ayudarán sino tienes una actitud positiva y proactiva. Sé feliz en cada una de la cosas que haces y supérate a ti misma cada día. Lo mejor de todo es rodearte de tus amigas, familia y gente positiva. Busca el lado bueno de cada situación, porque todas lo tienen. Qué te parece, ¿empezamos a ser felices?

Ama la vida que tienes, para poder vivir la que quieres

 

 




Comentarios

¡Enriquece el post con tu comentario!

Previous ArticleNext Article
Preparadora física y amante del fitness. Practico y hago que practiques de la mejor manera todo tipo de deportes, porque a todo el mundo le gusta el deporte. Vente conmigo y te lo muestro:https://disfrutadelavidasana.wordpress.com/acerca-de/ ENJOY WELLNESS
A %d blogueros les gusta esto: