Fitness, Guías y rutinas

Ejercicios de pilates en casa: Top 5 y sus beneficios

Ejercicios de pilates en casa


Como bien recordarás, ya te hablamos de los beneficios de practicar el yoga, pues, ahora, te traemos los mejores consejos para hacer ejercicios de pilates en casa y sus beneficios. Esta disciplina, llamada igual que su inventor, es la mejor manera de combatir el sedentarismo y el estrés que condicionan el estilo de nuestra sociedad, cada vez más tendente a la inmediatez y a la comodidad.

A principios del siglo XX, este visionario, Joseph Hubertus Pilates, ideó una rutina de cientos de ejercicios, las archiconocidas posturas de pilates, que aunaban metodologías griegas y romanas, orientales e, incluso, de movimientos de los animales, y, todo ello, con el objetivo de lograr un perfecto equilibrio entre mente y cuerpo. Es decir, piénsalo, ¿has leído alguna vez sobre algún ejercicio que te garantice paz mental, control sobre tu cuerpo y respiración y que, además, te ayude a desprenderte del estrés, ansiedades y demás cargas psicológicas? Con estos ejercicios básicos de pilates, que puedes hacer en el salón de tu casa, empezarás a notar cambios, físicos y anímicos, en tu día a día. ¿Comenzamos?

Hacer ejercicios de pilates en casa te permitirá lograr un perfecto equilibrio entre mente y cuerpo

5 ejercicios de pilates en casa

1. Roll up

Ejercicios de pilates en casa

Es uno de los ejercicios para hacer en casa más frecuentes, dado que funciona muy bien y no es difícil de realizar. Su función es la de lograr una mayor estabilidad y movilidad, trabajando y fortificando el abdomen, sin perder de vista la secuencia de la columna.

¿Cómo se hace? Es muy sencillo. Túmbate boca arriba, con las piernas muy juntas y estiradas, los brazos estirados por encima de la cabeza, alineados con los hombros, y las palmas mirando al techo. Te levantas, con un movimiento secuencial de la espalda, despegándote, vértebra a vértebra, de la colchoneta y rodando hacia adelante hasta sentarte, con las piernas totalmente estiradas.

2. Flexiones de Pilates

Ejercicios de pilates en casa

Muy fácil de realizar y con muchos beneficios, por algo es uno de los más habituales. Empezarás de pie, erguida y con las piernas muy juntas, para, después, doblarte, poco a poco, hasta tocar la colchoneta con tus manos. El tercer paso sería moverte, siempre despacio, con las manos como guías, hasta una posición de plancha, para después bajar el pecho hacia la colchoneta doblando los codos. Una vez hecha la flexión, vuelves a la posición original y vuelta a empezar.

La ventaja de este ejercicio es que sirve, tanto para fortalecer el torso superior como la espalda, lo que lo convierte en una actividad indispensable en tu día a día. Te sentirás más equilibrada y notarás como tu espalda se vuelve más erguida y tus brazos y hombros ganan fortaleza.

3. Rolling back

Ejercicios de pilates en casa




Al igual que hay un rolling up, hay un rolling back y, como bien indica el propio nombre, se trata de rodar, pero, esta vez, hacia atrás. Primero te sientas en el borde de la colchoneta, con las piernas juntas y las rodillas flexionadas hacia el tórax. Las manos deben estar sujetando los tobillos y estos, a su vez, deben estar lo más pegados que puedas a los glúteos. Ahora, con los codos flexionados y la barbilla pegada al pecho, comienza a rodar hacia atrás, inhalando hasta intentar llegar a la zona de las escápulas (no te preocupes, lo más probable es que de primeras te cueste, pero, poco a poco, ganarás flexibilidad) y luego, exhalando, vuelves a la posición original.

Se trata de uno de los ejercicios más fáciles y prácticos para hacer en casa porque, no solo ayuda a tu equilibrio, sino que masajea tu zona posterior, no por nada es uno de los ejercicios de pilates para la espalda más eficaces. Recuerda, como siempre, estar bien concentrada y, sobre todo, controlar bien la secuencia respiratoria.

4. La sierra

Ejercicios de pilates en casa

El siguiente ejercicio, requiere un poco más de esfuerzo, pero, al mismo tiempo, es de los más beneficiosos. De primeras puede resultar más difícil de lo que realmente es, porque impresiona, pero una vez te pongas manos a la obra, verás que no es complicado de realizar. Lo primero de todo, debes saber que se trata de un ejercicio en el que vas a rotar la columna, por lo que, hay que poner mucha atención y hacerlo con cuidado y, sobre todo, hacerlo bien. Harás trabajar tu cadera, los isquiotibiales y, por supuesto, notarás tu centro más equilibrado y fortalecido.

Debes estar sentada sobre los isquiones con las piernas abiertas, más que el ancho de tus caderas, los pies en flex y brazos en cruz. Gira el tronco, inhala antes, hacia la derecha, sin mover la cadera, y luego, exhala y flexiona hacia adelante. Mientras, tira del ombligo hacia la columna y alarga los brazos en oposición, alineados con los hombros, es decir, uno hacia el meñique izquierdo y el otro hacia atrás y con la palma mirando al techo. Entonces, inhala y vuelve despacio hacia la posición inicial y repite el proceso.

5. Las tijeras

Ejercicios de pilates en casa

Uno de los preferidos para hacer en casa y una de las posturas de pilates más beneficiosas y reconfortantes, porque involucra zonas del cuerpo muy importantes para esta disciplina: piernas, columna y abdomen. Eso sí, debes hacerlo cuando hayas adquirido ya un poco más de experiencia, porque requiere de mucha concentración y disciplina. ¿Y en qué te va a beneficiar? Te garantizará una mayor flexibilidad en las piernas y cadera, mayor control sobre la zona abdominal y mejorará tu postura y equilibrio en general, al trabajar los músculos que rodean las vértebras. Suena genial, ¿verdad? Pues, ¡al lío!

Tumbada sobre la esterilla, estiras las piernas hacia arriba, hasta formar un ángulo de 90 grados. Después, despegas un poco la columna de la colchoneta y, en esa posición, con un gran control de la zona abdominal, abrazas una de las piernas y la llevas hacia ti, mientras que la otra vuelve a la posición original, tumbada y estirada sobre la colchoneta. Aguantas un segundo o dos esa posición, y procedes al cambio de pierna y así, sucesivamente, hasta unas 10 repeticiones.

Hasta aquí el top 5 de ejercicios de pilates en casa. Como ves, se trata de ejercicios fáciles de realizar y lo único que necesitas es una colchoneta para realizarlos de manera óptima sin lastimarte. ¡Si queréis saber y os ha gustado este artículo dejar un comentario!

 




Comentarios

¡Enriquece el post con tu comentario!

Previous ArticleNext Article
A %d blogueros les gusta esto: